Julie Vermeille

La Julie nació en Chantilly en 1981. Estudió un “BTEC Foundation Degree” de Arte y Diseño en el London College of Printing y se graduó en el 2004 con un BA (Hons) en Ilustración en Camberwell College of Arts.

Ha expuesto en Londres (diversos lugares), Edimburgo (Studio One Gallery), París (Le Bon Marché y La Bellevilloise) y Hong Kong (Times Square). Vive en Londres y es parte de la red Craft Central Designer desde 2007.

Además de haber producido sus propios libros encuadernados a mano, ha trabajado en encargos privados. Ha ilustrado cuentos infantiles y ha colaborado en revistas como Creaturemag y The New Fairytale Magazine.
 
Sus obras han estado publicadas en un libro Fil Rouge Press "Fashion Maths", un libro Gengko Press "Merge (Emerging Talents)" y "Stitching Pictures" una publicación A&C Black, Bloomsbuy.
    
  El trabajo de la Julie está basado en dibujos en tinta. Como explica: "Me gusta la fluidez del medio, las sorpresas que vienen de las formas puestas en el papel; me gusta la idea de que las cosas puedan suceder un poco por casualidad".

Se basa en gran medida en telas estampadas, que le inspiran los elementos florales y vegetales de sus imágenes. Tienen la cualidad tranquilizadora de la infancia, así como una dimensión folclórica importante, a menudo creadas desde el punto de vista de una cultura en particular o de un colectivo de personas.

La Julie también utiliza el hilo en su obra, como símbolo del tiempo, de las relaciones entre un espacio y otro, la cercanía, la estrechura, así como las roturas y los nudos.

Ha trabajado en una serie de libros basada en los cuentos de hadas, que trata de la ambigüedad de dos mundos: el de los niños y el de los adultos. Como dice: “[...] cuentos para niños, pero con significados mucho mas oscuros y ocultos, ayudando al proceso de crecimiento, si es que hemos de crecer...”. Y añade: "Me inspiro de los libros para niños por su creatividad, su libertad en la forma, el material, la textura y el formato".

La Julie quiere dejar que las formas y los espacios "respiren" sin sobrecargar al espectador con una guía sobre cómo mirar la obra o el libro. Los dibujos deben ser suficientes para sugerir una narración.

    

 

Los precios van de 250 € a 280 €.