Josep Guinovart i Bertran

(Barcelona 1927 - Barcelona 2007)

Guinovart empezó a pintar paredes a los 14 años con su padre y sus tíos, que eran pintores. Una de sus pinturas más conocidas, “Brotxa Bandera” (Bandera de cepillo, 1970) - de un pote de pintura, un cepillo y unas escaleras de pintor - era una aserción orgullosa del origen del artista como artesano. Con poca enseñanza convencional, Guinovart empezó a atender a clases nocturnas en dibujo y en pintura en 1943. Durante la Guerra Civil Española (1936-39) le evacuaron de Barcelona a  la casa de sus abuelos maternos cercano al pueblo de Agramunt, en la provincia de Lleida.
El año 1948 vio su primera exposición, una serie intitulada “El Blat” (El trigo) y comenzó a ilustrar para la revista del Dau al Set (el dado de siete lados),  portavoz para el grupo del mismo nombre, asociado a Antonio Tàpies y Modest Cuixart.
Al 1951 ya era un artista a tiempo completo, ganando su vida pintando escenarios para el teatro e ilustrando revistas. En 1952 ganó una beca del Instituto Francés de Barcelona para ir a París durante seis meses. Se quedó allí hasta 1953, gracias a una beca del estado francés. Esta visita decisiva le convirtió en un artista abstracto. Salió de España para encontrar a Picasso, el Existencialismo*, el Informalismo* y su estrecha relación, el Expresionismo Abstracto Americano*.
De vuelta a Barcelona, el trabajo de Guinovart se alejó del dibujo figurativo hacia un arte abstracto vinculado al collage. Comenzó a pegar madera, particularmente madera quemada (le encantaba el olor) y papel en sus pinturas. A finales de los 60 Guinovart se alejó del Informalismo. Su trabajo llegó a ser más explícitamente político. Bien conocidos están su “Homenaje a Picasso” (1967) y “Homenaje a Che” (1968). Participó activamente en el movimiento anti-Franco y produjo numerosos carteles: a la hora de su muerte, 175 de ellos estaban expuestos en Barcelona. En los años 70, Guinovart empezó a hacer piezas más grandes y más tridimensionales, con tanto material pegado a la pintura que los críticos le llamaron un pintor-escultor. “Contorn-entorn” (1977), ahora instalado en el Poble Espanyol en Barcelona, es un bosque de troncos de árboles pintados. El espectador se mueve a través del bosque mágico, lleno de fotos, espejos, arena y ojos de cristal. A partir de 1979 vivió en la ciudad costera de Castelldefels.     
  La producción artística de Guinovart era altamente diversa, con cerámica, collage, diseño de libros, litografía, tapicería, diseño de escenarios, carteles y varios murales. En los años 80 y 90 continuó trabajando más enérgicamente que nunca hasta el día del ataque de corazón que lo puso en hospital una semana antes de su muerte. Recibió varios premios, como el Premio Nacional Español para las Artes Plásticas en 1982. En 1994 abrió un museo en Agramunt para exponer su trabajo.
Su trabajo ha sido mostrado en unas 250 exposiciones individuales y es expuesto por museos por todo el mundo. Viajero incansable, estaba particularmente encariñado con Nueva York, pintando el famoso mural de 36 metros en el Espacio de Exposición en Soho en 1982. En 1962 se casó con Maria Antónia Pelauzy, experta francesa en cerámica y arte popular español, que murió en 2003. Su hija Maria le sobrevive.  

 

*Existencialismo: es un término aplicado al trabajo de un número de filósofos desde el siglo XIX que, a pesar de grandes diferencias entre sus posiciones, se centran generalmente más en lo que creen ser subjetivo, por ejemplo la condición de la existencia humana, las emociones, las acciones, las responsabilidades y los pensamientos de un individuo y el significado o el propósito de la vida, al opuesto de analizar de forma objetiva el conocimiento, el lenguaje o la ciencia.

* Informalismo: es un movimiento pictórico que abraza todas las tendencias abstractas que fueron desarrollados en Francia y en el resto de Europa después de la Segunda Guerra Mundial, paralelamente con el Expresionismo Abstracto Americano. Estaban generalmente a favor de una forma más intuitiva de expresión y contra la abstracción geométrica, el cubismo, el surrealismo, etc y por supuesto contra el arte figurativo.

*Expresionismo Abstracto Americano: técnicamente, un precursor importante es el surrealismo, con su énfasis en la creación espontánea, automática o subconsciente.