Carmen Ballarín

  (1955 Madrid – 2010 Madrid)

La Carmen nació en Madrid en 1955. Estudió en la Escuela Oficial de Cerámica de Madrid entre el 70 y el 75. Desde el 1995 expuso en España, Francia y Holanda. Tiene varias piezas en la colección particular de Adolf Egner ahora donada al Museo Nacional de Valencia.

Todas sus piezas son de porcelana de Limoges y están hechas a colada. Esta técnica consiste en verter la porcelana en forma liquida pero espesa en un molde de escayola. Se espera que el molde absorba la humedad dependiendo del grosor que se quiere conseguir, en el caso de las obras de la Carmen, menos de 1 min. Se saca del molde sin esperar a secar, cuando está en el estado de “dureza de cuero” que es muy delicado. Después se tallan las piezas con diferentes herramientas y cuando están secas se decoran con colorante cerámico. Una vez cocidas a 1280º, se lijan  las que se quieren bruñir con una lija al agua muy fina.

     
Manipulaba y daba forma a cada pieza con ternura, las trabajaba para llegar a una forma pura y delicada, de una finura extrema, casi aérea. Buscaba la ausencia de artificio. Las piezas, a pesar de su minimalismo, focalizan toda nuestra atención. La Carmen a veces se preguntaba porque seguía ya que es un proceso de muchas roturas, pero seguía con su búsqueda de la perfección y debe ser por eso que cada una de su piezas esta impregnada de su poesía personal.